La Flor de las aceras de Barcelona

Panot

Se cree, sin una documentación fehaciente, que las flores ‘modernistas‘ de los panots de Barcelona se inspiran en la flor de la entrada de la Casa Amatller del arquitecto Josep Puig i Cadafalch ubicada la Mansana de la Discordia, cuyas flores representarían las flores de un almendro (ametller en catalán) en honor al apellido del chocolatero propietario del edificio (Antoni Amatller).


4 Barras 1

Linea Barcelona 11


Pero lo cierto es que no es más que una conjetura que podríamos hacer también a día de hoy (vista la similitud de los diseños), pero es que en 2013, tras la rehabilitación del pavimento de la Casa Amatller, se descubrió que ni tan solo era el mismo material, si no que cada flor de ‘ametller’ está cincelada una a una en cada bloque de piedra de Montjuic.

panot
Panot de Barcelona respecto al de la Casa Amatller

🗿El origen del panot 🗿

Pavimentar las aceras del Eixample se volvió una necesidad obligatoria dado el descontrol que se daba, ya que cada fachada tenia que pavimentar sus 2,5 metros (o lo que le tocasen) con un material proporcionado por el ayuntamiento, pero como era de esperar, cada uno hacía lo que le parecía y acababa siendo un desastre que provocaba grandes barrizales tras las lluvias, ganándose la ciudad, el apodo de “Can Fanga”. Y no estaba la incipiente burguesía barcelonesa como para que se les manchasen sus zapatos, y mucho menos las preciosas fachadas que se estaban levantando, por lo que el ayuntamiento licitó 10.000m2 de pavimento en losetas, que algunos vecinos ya habían utilizado por su cuenta propia, el famoso “panot“, fabricado de cemento hidráulico, resistente y compacto, producido con los mismos moldes de las baldosas domesticas dando opción a la creación de formas y texturas.

Caricatura en referencia a Can Fanga

5 fueron los diseños responsables de moquetar Barcelona, siendo uno de ellos la famosa flor. Los 4 restantes, algunos ya difíciles de ver, fueron la extendidísima y homogénea pastilla de 4 bloques, los círculos concéntricos, la calavera y los 4 círculos:

La primera documentación que se tiene sobre una acera pavimentada con panots en Barcelona es en la Ronda Sant Pere nº8 delante de Escofet en 1894, firma que ganaría la adjudicación de 1907 y que a día de hoy sigue tan presente con sus materiales de urbanización.

escofet
Logo Actual de Escofet, y placa conmemorativa frente al antiguo local en Ronda St Pere (1886-1993)

Suiza

Por último, cabe destacar el metro cuadrado de pavimento barcelonés que decora el Museo Olímpico de Lausanne (Suiza), pues precisamente el pavimento era de la Vila Olímpica de Barcelona’92 (siendo otorgado al museo en 1996).

1m2 expuesto en el Museo Olímpico de Lausanne

Tienda Barcelona histórica

Artículos recomendados